fbpx

Hablemos del embarazo múltiple. Si eres como yo puede que aún te cueste salir del asombro al pensar lo increíble que puede llegar a ser nuestro cuerpo. Una “máquina perfecta” capaz de dar vida. ¡Y qué vida!

El embarazo en general es algo asombroso a la par que maravilloso. Increíble. Mágico. Pero… ¿y el embarazo múltiple? ¿Cómo es posible que el cuerpo de la mujer sea tan impresionante al crear no solo una vida sino dos o incluso más? Reconócelo. ¡A ti también te llama la atención! Por eso en esta ocasión profundizamos sobre la gestación múltiple, los tipos, las causas y el tratamiento. ¡Vamos a ello!

El embarazo múltiple
El embarazo múltiple

¿A qué nos referimos con embarazo múltiple?

Ya lo dice la palabra. Embarazo múltiple. Más de uno. Embarazo en que se lleva a cabo el desarrollo de más de un feto: dos, tres, cuatro o más embriones (aunque lo más común dentro de la multiplicidad es que sean “solo” dos. De ahí que de ahora en adelante hablemos de parejas).

Un embarazo múltiple se puede generar de dos formas. Por un lado de manera natural, no previsible, a través de la fecundación de más de un ovocito en el mismo ciclo. Por otro lado a través de una intervención médica o lo que es lo mismo, por causa yatrogénica. Es el tipo más común y frecuente de gestación múltiple. Aquí te dejamos algunos ginecólogos especializados en embarazo múltiple en la Comunidad de Madrid.

Tipos de gestación múltiple

“¿Es lo mismo tener gemelos que tener mellizos?” “¿Cuál es la diferencia entre ambos tipos?” Son preguntas que puede que te hayas hecho alguna vez. Vayamos por partes.

  • Gemelos bicigóticos.

Dos óvulos que son fecundados por un espermatozoide cada uno. Dan lugar a dos sacos amnióticos separados, dos coriones y dos placentas. Son más conocidos como mellizos que NO son idénticos.

  • Gemelos monocigóticos.

Un solo óvulo es fertilizado. Tras la concepción se divide en dos dando lugar a gemelos idénticos o muy similares.

Cuando cada gemelo tiene su propia placenta se denomina “bicorial” y cuando ambos la comparten se conoce como “monocorial”. Lo mismo ocurre con la bolsa amniótica de ahí que si cada uno tiene la suya propia se habla de “biamniótica” y si la comparten entre ambos se la llama “monoamniótica”.

“¿Cuál es el embarazo múltiple que alberga menos riesgos?” – puede que te preguntes.

Aquel que sea bicorial-biamniótico. La gestación monocorial-monoamniótica albergaría complicaciones graves debido a la mayor incidencia de malformaciones. No olvidemos que en este caso comparten tanto la bolsa como la placenta.

Tipos de gestación múltiple
Tipos de gestación múltiple

¡Parir a pares! ¿Por qué?

“Mi abuela y su hermana eran mellizas. Sin embargo mi madre y sus hermanos no. Al igual que tampoco lo somos mi hermana y yo. Si me quedo embarazada, ¿podría tener un embarazo múltiple?”

Mmm… Sí. Tienes más probabilidades que una persona que genéticamente no tenga ningún tipo de antecedente. Además puede que cuentes con un gen que predispone a una ovulación por partida doble.

No obstante no solo contamos con el factor “herencia genética”. También debemos tener en cuenta otras posibles casuísticas como las que te contamos en el siguiente apartado.

Causas de la gestación múltiple

¿Sabías qué los embarazos de mellizos y gemelos se están multiplicando en los últimos años? Seguro que al leer las causas de la gestación múltiple tú misma sacas tus propias conclusiones sobre este dato.

  • Si no eres mamá primeriza y vas a por tu segundo o tercer embarazo, ¡tienes un plus! Las probabilidades de tener un embarazo múltiple aumentan.
  • La edad influye. ¡Y de qué manera! Cuanta más edad tengas mayor será la frecuencia en la que produzcas ovulaciones dobles. Y por si fuera poco, además tendrás concentraciones más altas de FSH, hormona inductora de la ovulación.
  • Pero si hablamos de un factor primordial que influye en este tipo de gestación debemos mencionar los tratamientos de fertilidad o técnicas de reproducción asistida como la fecundación in vitro. Ahí sí que sí aumenta la probabilidad de… ¡parir a pares! Por supuesto hay que destacar que este tipo de embarazo se puede prevenir e incluso evitar si se transfiere un solo embrión.

¿Cuántas papeletas tienes para quedarte embarazada de dos o más bebés?

Causas del embarazo múltiple
Causas del embarazo múltiple

El embarazo múltiple: un embarazo “de riesgo”

Lo sentimos pero… así es. La gestación múltiple alberga mayores complicaciones haciendo que el embarazo sea calificado como “de riesgo”. No solo si pensamos en la futura mamá sino también en los bebés. Pero, ¡nuestro objetivo no es asustarse ni mucho menos!

El hecho de que el embarazo se califique como de riesgo no implica que sí o sí se vayan a presentar complicaciones. Sin embargo como es lógico requiere de un esfuerzo extra para el cuerpo de la mamá. Por eso el diagnóstico temprano cobra relevancia. ¿Cómo? A través de ecografías durante el desarrollo del primer trimestre para tener un pronóstico favorable y sin contratiempos.

Cuando una mujer se enfrenta a un embarazo múltiple tiene que asumir mayores riesgos como:

  • Posibilidad de que los bebés sean niños prematuros. El parto pretérmino (antes de la semana 34) aumenta el riesgo de complicaciones derivadas de la inmadurez de sus órganos.
  • Aumento en la probabilidad de sufrir un aborto ya que las contracciones se inician antes de tiempo debido al gran volumen que alcanza el útero. Esto hace que se llegue al límite de la dilatación y se acelere el trabajo de parto antes del momento deseable.
  • Aumento del porcentaje de partos a través de cesárea. Para que el parto  de un embarazo múltiple se pueda llevar a cabo de manera vaginal deben darse una serie de condiciones específicas junto con el criterio médico y el deseo de la mujer.
  • Posparto más difícil. Aquí puedes leer más sobre la depresión posparto.
  • Complicaciones relacionadas con diabetes gestacional, problemas hipertensivos o anemia.
Seguimiento del embarazo múltiple
Seguimiento del embarazo múltiple

Tratamiento del embarazo múltiple

El tratamiento del embarazo múltiple no dista mucho del de cualquier otro tipo de embarazo salvo por… el seguimiento. Resulta fundamental multiplicar el control (tiene lógica, ¿verdad?) a través de consultas más frecuentes de la matrona y/o el ginecólogo sobre todo durante el desarrollo del feto en el tercer trimestre.

Es importante llevar una buena monitorización antes del parto, mantener a raya la tensión arterial junto con el aumento de peso y controlar cualquier signo que pueda ser indicativo de una desfavorable progresión.

Recomendaciones SingularMom

Desde SingularMom queremos aportarte nuestro granito de arena con algunas recomendaciones:

Tratamiento y recomendaciones para el embarazo múltiple
Tratamiento y recomendaciones para el embarazo múltiple

Recuerda siempre que la información es tu principal arma. Con nuestras clases de preparación al parto tendrás a un solo click una ayuda extra para que vivas un embarazo pleno y satisfactorio.

¡Te invitamos a una clase práctica gratuita!

¿Quieres estar al día de lo que hagamos?

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos o cualquier nueva idea que se nos ocurra, déjanos tu mail y tu nombre.

Blog entrenamiento al parto y cuidado del suelo pélvico
Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad