fbpx

Natalia forma parte de los niños prematuros. Su mamá, Blanca, la dio a luz en la semana 33 de embarazo. A pesar del transcurso de los años, ambos progenitores recuerdan aquel 3 de Octubre con todo lujo de detalles: era mediodía, se disponían a comer en casa como cualquier otro día cuando Blanca comenzó a quejarse de dolores abdominales. No podía ser, aún era pronto… ¿eran contracciones lo que estaba sintiendo?

Hacía tres semanas había acudido a su última revisión tras sufrir algunos que otros pinchazos. En ese momento su ginecóloga le había comentado la necesidad de dejar de trabajar y guardar reposo evitando cualquier tipo de estrés. A pesar de haber seguido rigurosamente sus indicaciones… ¡parecía que Natalia tenía prisa por llegar!

Blanca afirma que “en ese momento no fue sencillo aceptar que mi bebé se había adelantado tanto y era una niña prematura… con todo lo que aquello conllevaba”. No obstante actualmente la pequeña acaba de cumplir 5 años y todo ha quedado en un recuerdo que permanece en la memoria de Blanca y Antonio.

El parto de manera prematura
Cuando el embarazo se adelanta según la fecha prevista de parto dando lugar a un niño prematuro.

¿Cuándo se considera que un bebé es prematuro?

Se considera que un bebé es prematuro cuando su nacimiento se produce antes de completar las 37 semanas de gestación teniendo en cuenta que la duración de un embarazo a término oscila entre las 37 y las 42 semanas y siendo postérmino o posmaduro cuando el nacimiento se produce después.

Dependiendo de la semana de gestación en la que se produzca el nacimiento se pueden establecer cuatro tipos de bebés prematuros:

  • Prematuros leves, casi a término: nacen entre las semanas 35 y 37 de gestación.
  • Prematuros moderados: nacen entre las semanas 32 y 35 de gestación.
  • Muy prematuros: nacen entre las semanas 28 y 32 de gestación.
  • Prematuros extremos: nacen con menos de 28 semanas de gestación.

Para hacerse una idea de la evolución y posibles complicaciones hay que combinar el factor edad (semanas de embarazo) con el factor peso al nacer (menos de 2,5kg, menos de 1,5kg o menos de 1kg).

Causas del nacimiento de los niños prematuros

Tras el nacimiento de Natalia una de las grandes preocupaciones de Blanca era saber el motivo por el cual su bebé había nacido tan pronto. De uno u otro modo se sentía culpable por este adelanto en la gestación. “¿Habré hecho algo mal?”, “¿debería de haberme movido menos?” eran algunas de las preguntas que rondaban su cabeza. Llegó a sentirse culpable por creer haber descuidado algo en la nutrición en el embarazo.

Sin embargo las causas que influyen en los nacimientos prematuros son difusas y variadas. El fumar o beber alcohol, el consumo de drogas o el estrés pueden ser algunos factores a tener en cuenta de cara a prevenir los nacimientos prematuros.

Otras causas externas que inciden en estos casos son los embarazos múltiples, las técnicas de reproducción asistida como la fecundación in vitro, padecer diabetes gestacional y/o hipertensión arterial, problemas cardíacos, infecciones vaginales o los embarazos en adolescentes.

¿Desde qué mes hay una supervivencia clara?

El parto en los bebés prematuros se produce cuando sus órganos aún están inmaduros ya que su desarrollo no se ha realizado por completo, algo que los hace más vulnerables. Sin embargo no todos los niños prematuros tienen el mismo riesgo de sufrir complicaciones.

Los bebés nacidos entre las semanas 22 y 25 se encuentran en lo que se conoce como “límite de viabilidad”. A partir de la semana 24 se produce un momento crítico ya que el peso es muy bajo y su sistema inmunológico no funciona correctamente pero todos los órganos importantes están formados.

Cada día que pasa a partir de esta semana es importante ya que va aumentando de manera significativa la tasa de supervivencia, siendo en la semana 25 de alrededor de un 82%, en la semana 26 de un 85% y en la semana 27 de un 95%.

No obstante la estancia en el hospital será larga (por lo menos hasta la semana 38 o en la fecha prevista del parto) asegurando que la toma de alimentos funcione, el peso vaya en aumento constante y las funciones orgánicas se estabilicen. De ahí que sea recomendable ser previsor con la bolsa del hospital. Afortunadamente cada vez es mayor la tasa de supervivencia gracias a los avances médicos y a las UCIs neonatales

¿Cuáles son las causas de los nacimientos prematuros?
La tasa de supervivencia de los bebés prematuros es cada vez mayor gracias a la ciencia y a los avances.

Cuidados de los niños prematuros

Si cuidar a un bebé nacido a término supone dedicar gran tiempo y cuidados… en un bebé prematuro el grado de exigencia se ve multiplicado. La preocupación por la salud y por los posibles efectos a largo plazo son los grandes desvelos de estos papás.

¿Cómo cuido a mi hijo prematuro?

La impotencia e incertidumbre son protagonistas en estos casos. En un primer momento es fundamental que el bebé reciba cuidados especiales de manos de profesionales que le ayuden con funciones vitales como la temperatura corporal, la alimentación o la respiración. Aquí puedes leer más sobre la lactancia materna.

“¿Y mientras tanto yo que puedo hacer por mi bebé?”, pensarás. Primero mantener la calma y buscar toda la información veraz posible para romper con la incertidumbre y los miedos en el embarazo. Siempre que puedas pasar el mayor tiempo posible con tu hijo para crear el vínculo, realizar el piel con piel y seguir las recomendaciones del personal sanitario. El apoyo de la pareja en estos momentos es de suma importancia, ya sabes cómo afecta el embarazo en la pareja.

Una vez en casa es vital tratar de comprender sus necesidades de manera progresiva y compartir cada una de tus inquietudes con los profesionales que os están haciendo un seguimiento.

Cuidarme para poder cuidar

El nacimiento de un bebé prematuro supone un proceso altamente estresante para los papás. A los miedos e incertidumbre se añade la ansiedad y el dolor al ver cómo se llevan al bebé a una sala en la que probablemente tendrán que “llenarlo de cables” para ayudarle a realizar sus funciones vitales.

“Me dolía verla tan pequeñita, rodeada de máquinas y sentirla tan frágil, no poder hacer todo lo que teníamos estipulado antes de su nacimiento e intentar hacerme el fuerte para que Blanca no sufriera más”, comenta Antonio. Que sí, que ante esta estresante situación sabemos que nuestra prioridad absoluta es el bebé pero como pensaba Blanca cuando las fuerzas le flaqueaban: “¿Cómo cuidaré yo a mi bebé si el estado en el que me encuentro me impide hacerlo?”

De ahí la importancia absoluta y rotunda de los autocuidados y de dar importancia a la salud emocional  aun cuando nuestra propia persona esté al final de nuestra lista de “quehaceres diarios”. En estos momentos, cuando el bebé necesita más de sus progenitores, es vital intentar comer y descansar de la manera correcta a pesar de que el estrés de la situación lo haga cuesta arriba. Además de la gestión emocional, el apoyo social y la aceptación de ayuda son fundamentales.

Cuida de ti para poder cuidar de tu bebé.
Lo principal que debes saber llegados a este punto es que si tú no estás bien, difícilmente tu bebé lo estará.

Evolución del niño prematuro

Para conocer el desarrollo de los bebés prematuros es necesario señalar en el calendario dos días importantes: el día en que nacen (día oficial en su edad cronológica) y el día de la fecha en la que se estimaba el parto. Calculando la diferencia entre estas dos fechas se puede establecer la “edad corregida” que será la edad que dará una idea de la manera en la que el bebé va alcanzando los hitos comunes del desarrollo (cuando empieza a fijar la mirada, el gateo, la primera palabra, etc.).

Actualmente se están llevando a cabo diversas investigaciones para aumentar y tratar tanto la supervivencia como los posibles problemas derivados de los niños prematuros. Se está en continua búsqueda de métodos y estrategias para garantizarles una buena salud a largo plazo.

 

En SingularMom nuestra prioridad eres tú porque sabemos que si tú estás bien, tu bebé también lo estará.

Somos plenamente conscientes de los cambios físicos, fisiológicos y psicológicos a los que te estás enfrentando. Nuestro objetivo es ofrecerte las respuestas y los ejercicios para que disfrutes al máximo de tu embarazo de manera consciente y con la comodidad y seguridad que te brinda el poder realizarlo desde casa.

¿Te unes a nuestra familia?

¿Quieres estar al día de lo que hagamos?

Si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos o cualquier nueva idea que se nos ocurra, déjanos tu mail y tu nombre.

Blog entrenamiento al parto y cuidado del suelo pélvico
Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad